Correr minimalista (Barefoot). Una visión osteopática

11111111

El correr minimalista o barefoot es correr descalzo, o en algunos casos, correr con calzado no amortiguado o drop 0. Esta tendencia que parece “estar en auge” es cada vez mas común, y sin entrar en modas, tendencias o filosofías intentaré hacer un análisis lo más neutro posible a nivel biomecánico. En este sentido son muchas las controversias creadas sobre esta tendencia, existiendo grandes retractores al igual que grandes seguidores de esta forma de correr. Los seguidores de esta fórmula defienden sus virtudes a la hora de la prevención de lesiones, y los retractores del método defienden, curiosamente lo mismo pero al contrario, quiere decir, que es lesivo. ¿Quién de los dos tendrá razón? Ambas visiones tienen parte de razón.

Análisis biomécanico del correr minimalista:

-La técnica minimalista hace que el peso del cuerpo esté distribuido de forma que actúa de una manera más equilibrada. Se compensan las cadenas musculares anteriores y posteriores, con una mejora del punto de equilibrio.

– El apoyo del pie se realiza de una forma equilibrada, ejerciendo una mayor compensación de las fuerzas biomecánicas sobre todo el segmento oseo, no recayendo toda la fuerza de impacto en el calcáneo, reduciendo las tensiones en ligamentos y tendones podales.

– El punto de equilibrio, al ser compensado, está distribuido de una forma mas optimizada en rodillas y cadera, de manera que la articulación iliosacra absorbe las tensiones de la musculatura en  piernas (cuadriceps, isquio…etc). Sin embargo, al ser el apoyo del pié ligeramente en extensión (no se talonea), los flexores plantares actúan en un plano diferente al cual están acostumbrados (es por ello que los corredores minimalistas que empiezan sientes sus “gemelos”cargados). Esta sobrecarga es temporal, y se corrige con adaptación.

-Otra ventaja biomecánica es la posición lumbar, al estar la pelvis alineada de forma natural, la lordosis lumbar se establece de forma natural según nuestra anatomía, sin formazar el “arqueo” ni tender a la hiperlordosis de la zancada.

Como conclusión, a nivel biomecánico son muchas las ventajas, pero OJO! esta forma de correr no es apta para todos los públicos, y como defienden los retractores de esta forma puede llegar a ser lesiva, si no se tienen en cuenta unos principios básicos de adaptación o de biomecánica técnica para que la pisada sea la correcta y la mas “natural”.

En numerosos foros, tanto de podología, como de atletismo, como de osteopatía, siempre existe la dicotomía del desacuerdo en lo que es bueno, lo mejor y lo que no. Y es que a veces NO TODO es bueno, o malo o mejor, sino que LO QUE A UNOS LE VA GENIAL, a OTROS NO. En biomecánica ocurre lo mismo. Nuestro cuerpo compensa de una forma personal e intrasferible y es esa compesación la que actuará de filtro para determinar lo que nos viene bien o lo que no.

En consulta de osteopatía tendremos que realizar los test oportunos para determinar si esa forma de correr está descompesando alguna estructura o no y determinar las correcciones oportunas.

Ya sea de una forma o de otra, nuestro trabajo es llevar a nuestro cliente a una mejora de su condición osteopática. Teniendo en cuenta que nuestro cuerpo es complejo a nivel biomecánico y que todo cambio necesita un proceso adaptativo.

-

One Response so far.

  1. Buenas

    Esta genial tu redacción y hay muchas cosas que no sabía que me has aclarado, esta genial..
    te quería reconocer el periodo que dedicaste, con unas
    infinitas gracias, por preparar a gente como yo jojojo.

    Besos, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>